jueves, 13 de marzo de 2008

Huachita solitaria

Huachita solitaria escribe:

Querida Yegua,

Paso a relatarte mi conflicto:
Hace 5 años comparto departamento con un amigo, antes éramos tres, pero desde hace casi dos años vivimos sólo él y yo.

Nos llevamos muy bien, compartimos todos los gastos, tomamos once juntos al menos una vez a la semana y conversamos de la vida. Nos acompañamos, y si uno quiere estar solo, se mete a su pieza y el otro no hace la preguntita, esa que tantos problemas causa:
- ¿Qué te pasa? Pues si algo le pasa a uno y no quiere contar en ese momento, simplemente se respeta, hasta que decida soltar la pepa.

Tengo lo mejor de su amistad sin los rollos de una pareja. Parecemos un matrimonio de ancianos que duerme en piezas separadas.

El punto es que cuando conozco a un Lolito y me lo llevo pa´ la casa, tengo que contarle que vivo con un amigo y ahí empiezan una serie de interrogatorios y gestos de desconfianza. Por más que explique que nunca me lo he "comido", no hay caso. Siempre queda un dejo de incredulidad. Por otro lado, mis amigas dicen que mientras viva con él, no voy a encontrar a mi media naranja.

¿Qué hago Yegua consejera? Me agrada vivir con él. La verdad es que cuando recién lo conocí me lo quise adjudicar, pero con el tiempo se me pasó y lo quiero como amigo. A él le pasa lo mismo cuando conoce a una yegüita.

Espero tu enyeguecida respuesta.

Querida Huachita solitaria:

Una jamás debe cambiar su vida por una pareja, menos por una que posiblemente pueda llegar a tu vida. Quien sea tu pareja tendrá que aceptar que aprietas la pasta de dientes desde la mitad como que compratas departamento con un hombre.

Además, ¿qué importa? Hace mucho tiempo que vivir con alguien de otro sexo dejó de ser igual a mantener relaciones sexuales. Incluso creo que un hombre y una mujer debe ser mucho mejor combinación para compartir casa que dos mujeres, por ejemplo. Es que, esto de que las minas seamos territoriales es terrible.

Y a tus amigas, nada. Que las medias naranjas llegan y se van por razones tan diferentes a con quién vives. Por ejemplo, podrías tener más conflictos si vivieras con tus padres, porque no podrías llevartelo pa’ la casa u otros. Las razones del por qué no estamos juntos, nunca están afuera… siempre están dentro de las personas. Al menos eso creo yo.

Tiene que seguir con su vida, así como te gusta, con los amigos que te hacen bien y el estilo que prefiera. Ya vendrá quien la quiera así tal cual.
Yegua

Cuéntame tu historia a palabradeyegua@gmail.com y veré que te puedo aconsejar. Las cartas no deben ser en más de 20 líneas, por favor. Y acá publicaré todos los jueves mi consejo y así todas/os podremos opinar y capaz que algún comentario te ayude a solucionar el problema.

12 comentarios:

elisa de cremona dijo...

huachita solitaria,toda la razón la yegua...
tus problemas no son tu compañero de piso... creo que el problema es el "él" que escoges... porque ante la inseguridad o incredulidad de esos personajes, claramente uno debe darse cuenta que no van pa' ninguna parte...
Además, cambiar tu vida, tu compañero de piso, o tus maceteros porque a tu pareja no le gustan??? NOOO LOCA PERDIDA; POR DIOSSSSS
tu vida eres tú, y soi alguien te va a querer, tendrá que ser así, entera, y no por zonas de luz o sombra... me entiende??
un besazo

LA MARSUPIAL dijo...

O sea, si después de un tiempo ya pololeando, empieza a joder que exista un partner de techo, bueno, tal vez se podria empezar a hacer conseciones, pero si de entrada hay problema..mmm... no sé..no me huele bien.

Rotativo dijo...

Yo coincido en aquello de que debe ser por otras cosas más profundas en la pareja que el compañero de arriendo.

Yo cuando estuve en la universidad tuve un amigo (con el que aun mantengo contacto escrito)con el que ibamos a todos lados juntos, pero los amigos y parejas se daban cuenta rápido como era la cosa, y que no podían poner en tela de juicio esa amistad, aunque al principio les parezca extraña.

La experiencia se me repitió cuando llegué a Copiapó, yo no conocía mucha gente y le pedí al único amigo que tenia que me 'adoptara' por un tiempo para ambientarme, entonces el acuerdo era que llegabamos juntos, pero no necesariamente nos íbamos juntos y cada uno se hacia su panorama, aunque los demás desconfiaban que no teniamos 'nada', efectivamente no habia nada.

Por último, y espero no aburrir, cuando empecé a trabajar para ahorrar plata, arrendamos juntos un tiempo una casa con un amigo, con el cual teniamos una muy buena convivencia. Pero cada uno tenia su cuento aparte, él incluso pololeaba con mi mejor amiga, en ese periodo terminaron (por sus rollos propios), él se hizo de otra pareja, y yo tenia mi pololo. Cero drama.

Si alguien te aprecia,valora y se toma el tiempo de conocerte lo suficiente, no le importará eso y terminaran tomando té los 3 o los 4.

Perdonen lo largo, saludos.

tukota dijo...

A mi tb me pasaba algo similar con mi unico mejor amigo que he tenido, nunca vivimos juntos pero saliamos siempre y lo pasabamos chancho, todos los del grupo pensaban que habiamos tenido algo, y nunca jamas...despues nuestras carreras nos separaron y el ahora esta en Brasil y yo aca, y ya no es lo mismo, pero todas las parejas que tubimos tubieron que aceptar que eramos yuntas y si no les gustaba, adios, porque un pololeo dura algo y la amistad forever...asi pensabamos, ahora cada vez que podemos chateamos o conversamos de nuestras vidad, pero es lo mas sano, ademas con la conciencia limpia nada hay que temer...

INSECTARIO dijo...

¿¿yo soy la única en este mundo que no puede evitar "adjudicarse" a los amigos??? noooooooooo horror... a mi mis amigos me gustan lueguito...

en todo caso, como no es la situacion de la huachita solitaria, la Yegua tienen toda la razón y las amigas que han comentado también!!!

(horrorrrrrr)

Sabina Atalaski dijo...

Las chingai, Yegua, pa ser asertiva y sabia. En serio.

Yo feliz viviría con mi amigo Campanita (a quien tampoco me he comido ni pienso hacerlo) y comparto con la potranca, que leeejos debe ser mejor hacerle de room-mate a un macho que a una mina (sorry, no le hago mucho a la solidaridad de género).

Vero Adolescente dijo...

Yo hasta podria dormir en la misma cama con mi amiguito y no se me pararia ni un solo pelo...

Han pensado que pasaria en el caso contrario? seria grato saber que nuestro hombre vive con una chica? mmmm, por lo menos creo que a mi no me gustaria mucho... si, soy celosa y que?

Besos.

joshua dijo...

"Una jamás debe cambiar su vida por una pareja, menos por una que posiblemente pueda llegar a tu vida. Quien sea tu pareja tendrá que aceptar que aprietas la pasta de dientes desde la mitad como que compratas departamento con un hombre."

mmmmm.. o sea, concuerdo con vero:
y si fuera al revez?. uno puede aceptar mucha cosas de la pareja, pero eso de:"una jamas debe cambiar su vida por una pareja"... no se trata de cambiar la vida, se trata de transar en un aspecto que digamoslo, igual es peludo.
Tu aceptarias que tu hombre viviera con una mina y que cuando lo vaz a buscar para salir, salga ella en pijama y te dijera: "si, llamo altiro al rodolfo".?
Yo creo que cosas como estas son las que destruyen facilmente a una pareja.

Brujita dijo...

Al cuerno al que no le gusta que vivas con él!

Los demás pasan y tu amigo sigue viviendo contigo...
El que te quiera de verdad te va a aceptar en las condiciones que sea: con amigo del sexo opuesto compartiendo depto o sin él. VA A CONFIAR EN TI (no matter what).

Acaso nadie compartió Depto. mientras estudiaba?

Tranquila... que la media naranja ya llegará (debe andar carreteando junto con la mía).

Un abrazo,

Nadiezhda dijo...

Puta que es sabia la Yegua!!!
Ya huachita, tranquila usted que pierna pelúa no le faltará

Victoria Lantter dijo...

jajajaaaaa...
Las cosas de la vida!!!
Aún cuando confío plenamente en los consejos de la sabia yegua, creo que, en este caso, habría que mirar un poco bajo el agua.
Huachita... en general los amigos, en algún momento de la vida, uno de ellos puede llegar a sentir algo más, aun cuando luego la cosa se pase...

elalcaravan dijo...

tiene la razón la yegua, la nueva pareja tiene que respetar que vivas con otra persona además es más fácil que si vivieras con tus padres, tendrías más problemas para llevarlo a tu casa