viernes, 9 de noviembre de 2007

Indolente


Luego de tanto hablar con mis amigas y amigos… de recibir llamas telefónicas a horas insólitas, de ser compañera y consejera de tantos y tantas… decidí expandir mi voz…

Ahora podrás leer las historias de tantas mujeres, para que sepas que no sólo te pasa a ti y que no estás sola. En esto del querer.

A los hombres los invito a contarnos su versión de los hechos, serán acogidos. Para ustedes habrá también frases construidas de contención.

Porque al final, en esto del amor, no hay correctos ni consejos perfectos, sólo un hombro donde llorar, una oreja presta a escuchar y mi mano extendida… para que no sientas la soledad del corazón partío.



Sigue Leyendo lo mejor, pincha acá...




Cuéntame tu historia a palabradeyegua@gmail.com y veré que te puedo aconsejar. Las cartas no deben ser en más de 20 líneas, por favor. Y acá publicaré todos los jueves mi consejo y así todas podremos opinar y capaz que alguna de las cosas te ayuden a solucionar el problema.

Por caso excepcional y evento de lanzamiento, la primera historia se publica hoy viernes:

Indolente escribe:

Todo empezó cuando encontré al supuesto amor de mi vida con una "ella" en la cama... pensé que me iba a morir... pero no fue del todo así. Sólo se murió esa parte segura e inocente que se tiene cada vez que uno empieza a engancharse con alguien...

Me transformé en una insegura, que se "asegura" de que el personaje en cuestión del momento, no diga mentiras, no me haga daño, etc... Una serie de pruebas -muchas de ellas inconscientes- que de alguna manera me aseguren que no sufriré y que me quiere,en extremo.

Mal asunto, porque me refugié en el estudio, en el puro estudio, y viajé y he sido la mejor... y se transformó en lo importante de mi vida, lo único, porque lo demás ha sido un fracaso. FRACASO. (…) Pero de tanto cuidarme y protegerme me he vuelto una indolente que ha dejado demasiados muertos por el camino (como dice mi mamá)

Después tuve un novio dulce dulce, tan dulce que podría morirme de diabetes... pero me dejó amargamente, porque él sentía que yo no lo quería, que no me proyectaba y que yo era tan inteligente y él tan tonto... y de verdad que no es así, sólo que tenemos intereses distintos... a este lo adoré con verdadera pasión pagana... lo quise como una perra. Y me destruí... me destruí porque fui yo la que creé las inseguridades, fui yo la que hice que pensara o sintiera que yo pasaba de él y de sus cosas... fui yo tantas veces... tantas veces...

Y ahora, uyyy ahora, hay uno que se ha dado el trabajo de la conquista... un gran trabajo debo decir... Hace poco (mientras anduve retirada estudiando) me di cuenta que pensaba más de lo prudente en este XY y que me acordaba de cómo se reía o de que me decía "corazón" (típico nombre pastoso que yo toda la vida he odiado con verdadero ahínco) o de si serían completos sus abrazos... bueno, y entonces me di cuenta y no, NO. Mal. Porque de vuelta a la realidad me transformé en una perra, indiferente, pesada, inquisidora y hasta indolente... le solté cada frase ... pero él se quedó ahí, escuchando ... y me dio una cosa tan amarga en el corazón... "es que son 16 horas y mucho dinero", pensé, y de inmediato lo borré del MSN, del correo y de mi móvil... y me olvidé de que él existía. Cerré la puerta y seguí estudiando.

Y hoy, por mail, me ha escrito: "pero déjame vivir, no me elimines"... qué se hace entonces?

Querida Indolente:

Creo que tu reacción inicial es normal, natural y esperable dada las circunstancias. Pero por lo que dices ya sientes que es momento de regresar a creer.

Déjate encantar por los coqueteos, aunque sean por mail o msn. Es grato sanar con alguien que te refuerce el ego herido, que te haga cariños, además aprovechas de entrenar el ojo para distinguir –en algún grado- la verdad de la mentira.

Todas las mujeres necesitamos que alguien nos recuerde lo hermosas que somos, es un ejercicio que parece no vamos a aprender nunca solas. Déjese querer, que le va a hacer bien luego del ego herido del engaño.

Ahora, si quieres una relación… hmmm… la distancia no es buena. “Amor de lejos, amor de pendejos”. Creo que es bueno que salgas y busques algo en tu propio territorio. Alguien que te abrace cuando lo necesites. Que te bese y te acaricie.

No creo en las relaciones virtuales. Una necesita esa mirada real para saber que está todo bien. Alguien que venga corriendo cuando estás triste o a celebrar cuando amerite.

Creo que el sujeto en el mail es un excelente ejercicio intermedio entre nada y una pareja. Pero no lo veas como nada más. Porque no es nada más, no puede serlo desde el lugar donde está.

Espero pronto vuelvas a abrir tu corazón.

Acá estaremos para escucharte.

Yegua.






14 comentarios:

La_Keka dijo...

Bienvenida!!!!!

La yegua y sus letras.

Saludos!!!!

elisa de cremona dijo...

uyyy yegua!
habrá que seguir leyéndote!!
Besos

Vero dijo...

Lo primero es dar la bienvenida a la yegua, pronto tendras mis historias turbias para que me des tus consejos.

Querida indolente: a los homnres hay que quererlos y regalonearlos, hay que hacerles el amor y no la guerra.

Un beso.

Marce Mercado dijo...

16 horas seguidas ????? es mushoooo...incluso para mí....

Besotes , Yegua...

Marce

Faracita dijo...

Bienvenida!

Yo creo que uno tiene que cerrar el corazón por reparaciones un rato no más, y después usarlo de nuevo... que si no, para qué lo tiene!
;)

Besos a todas!

ah}! y Marce son 16 horas de distancia entre el chico y la lola!! Pa dónde te fuiste???
:P

Tarí Alcarin dijo...

WOW! Bienvenida Yegua! me gustó el consejo, creo que te enviaré una historia mía ... digamos que MEDIA truculenta.

Un beso.

tukota dijo...

wena la seccion! yo opino lo mismo, de lejos no vale...

escorpiona dijo...

Ni te imaginas lo que me llega la historia, seguire el consejo :)...

Un saludo

Chau

Victoria Lantter dijo...

Bienvenu!!!
Yegua, ya que necesitabamos de alguien que nos encarrilara nuestra vida afectiva, se agradece vuestra incorporación.
Saludos.

Arttemisa dijo...

ayyyy yegua que bueno que estas entre nosotras para curar las heridas, seguro que tendras el correo lleno con nuestras solicitudes, siempre a las mujeres nos encanta que nos escuchen y tambien los chicos que se atrevan a contar sus historias :)

Brujita dijo...

Yeguita:
Te van a faltar manos para contestar todos los mails e historias que te van a llegar....

Besitos para ti,

elalcaravan dijo...

bien venida, te escribiré para pedirte consejos.

Blood dijo...

Mmmmm... yegua... yeguas... yegüis... ¿tienen cierta obsesión con los caballos o es idea mía?

Saludos sangrientos

Blood

Yegua dijo...

Muchas gracias a todas por la calurosa bienvenida... mi correo espera sus historias!!