viernes, 8 de febrero de 2008

Declarada Culpable!

"¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras?.
Y el hombre respondió:
La culpa no fue mía.

La mujer que tú me diste por compañera me dio del fruto y yo comí..."

Yo no sé si el sentimiento de culpa en la mujer nació aquel día de la serpiente y la manzana o no, pero no me cabe duda alguna que es tan antiguo como el relato bíblico o quizá más.

A razón de lo mismo recordaba hace poco un comercial de televisión sobre el aborto:
“Si tú no estuvieras… Yo estaría casada con el hombre de mi vida.
Si tú no estuvieras… Yo habría estudiado la carrera que me gustaba.
Si tú no estuvieras…”
Repetía con culpa y pena, con incertidumbre y frustración mientras le hablaba a la imagen de su pequeño hijo jugando tras la ventana.

Sigue Leyendo, pincha acá



Es un poco así, la vida de la mujer es una eterna culpa y de no sentirla pues también en ocasiones nos sentimos culpables.
Culpa, culpa de salir a divertirnos con nuestras amigas, a tomar un jugo, a conversar y dejar a nuestros hijos con otras personas.
Culpa de Cómo poder trabajar respondiendo profesionalmente en un 100% y tener que dar el mismo 100% también en el hogar.
Culpa de sentir dolores premenstruales o cambios de ánimos y de ser injustas cuando el resto del mundo mantiene la frecuencia de sus ganas y sus energías.
Culpa de no tener siempre ganas a la hora de hacer el amor.
Culpa de decir las cosas o de no hacerlo, de los malos sentimientos, las pasiones escondidas.
Culpa de sentir ira, rencor, cólera, rabia, enfado, envidia, miedo, celos, despecho, agravio, decepción, fracaso, conflicto interior, agresión, vacío, soledad, resentimiento.
Culpa porque la decisión última de gestar un niño es nuestra, como la decisión última de abortar un embarazo también lo es.

Culpables de la violencia en contra nuestra (por tolerar).
Culpables por no poder dar de mamar al menos 6 meses.
Culpables de trabajar.
Culpables de las violaciones (porque tentamos)
Culpables de criar hijos mamones o delincuentes o con otra orientación sexual.
Culpables de no sentirse deseadas.
Culpables de no tener orgasmos.
Culpables de los femicidios (por aguantar o no denunciar)
Culpable de las separaciones (Qué hice mal En vez de Qué hicimos mal)
Culpables de ser mamás solteras (y tener que cumplir dos roles)
Culpables de que nos sean infieles.
Culpables de sentir placer (o de no sentirlo)
Culpables del machismo.
Culpables del feminismo.
Culpables de la paternidad irresponsable.

Y los hombres para demostrar que son nada egoístas a la hora de repartir las culpas suelen quedarse sin ninguna sin sentirse en absoluto mal por ello.
Es un sentimiento tan antiguo que es casi parte de ser mujer y esta internalizada en el inconsciente y subconsciente.
Reforzado en la educación desde la familia, en lo laboral, en los códigos que se manejan en la justicia, en lo religioso y más aún en la vida social.
Y lo peor de sentir culpa es que inconcientemente buscamos castigarnos por ello sin entender que ya la culpa es en sí misma un castigo.

Quizá las mujeres de este siglo nuevo que comienza tengamos entre los dedos la capacidad de ir cambiando estos códigos, la templanza y la sabiduría de revertir las bases de este sentimiento educando a nuestros hijos sobre la férrea responsabilidad adquirida en su roles.

Porque la palabra Culpa debiera cambiarse ciegamente por la de Responsabilidad sin entrar en temas limítrofes como el Feminismo o el Machismo porque querámoslo o no por naturaleza estamos definidas madres, por naturaleza seguiremos engendrando hijos y sosteniendo hogares, solo que, también por naturaleza Dios nos ha regalado a un hombre o a una familia con quien compartir afectos y tareas, roles y misiones y cada cual debe estar dispuesto a asumirlas en responsabilidad.

La idea es poder dejar la manzana en la mesa y el que quiera comer que se haga responsable de su deseo y su tentación.

Es hora de rayar la cancha de nuevo porque quizá con el tiempo y el andar del juego las líneas se han ido desdibujando, nunca es tan difícil.
No es difícil entregar la mochila a quien corresponda y hacerse cargo de sus tareas y sus misiones.
De ese modo, a la hora del cansancio y de la frustración, de la pena y la congoja será más fácil tener acceso a un hombro conocido que se haga cargo de ese peso.

Es hora de dejar la culpa y asumir errores y fracasos así como aciertos y alegrías sin dejar nunca de soñar, de divagar entre lo posible y lo improbable, de tentar a quien queramos, de imaginar mundos o de soñarnos las mujeres que somos o nunca fuimos sin tener que sentir jamás de nuevo por ello el terrible sentimiento de la culpa.

24 comentarios:

Blood dijo...

Inteligente. Felicitaciones.

Saludos sangrientos

Blood

La_Keka dijo...

Como siempre me repleto de tú sabiduría.

Un abrazo, Saludos, Con guata y más apretado que el de ayer.

Muack para todas!!!!!
Se les extraña no leerlas todos los días. jajajajajajajaja.

Que sigan excelente!!!!

Juan Mendizabal dijo...

Dejo este mensaje por si estan interesados en el intercambio de enlace de texto en forma reciproca
para aumentar el numero de visitas hacia vuestro sitio

http://intercambiodeenlace.firstposition.info/
http://firstposition.info/
http://tus-links.com.ar/intercambios/

tukota dijo...

me encanto este post
te pasaste kiantey

LA MARSUPIAL dijo...

Si, verdad.
Será que viene en el estrógeno?

almota dijo...

No es manzana, nunca se habla de manzana... s�lo del �rbol de la sabidur�a y el fruto prohibido, pero la biblia no habla de manzana.... esa fue una interpretaci�n de los artistas para graficar la expulsi�n del ed�n y todo el cuento posterior.... y los hombres tambi�n sentimos culpa, s�lo que no la exteriorizamos....

INSECTARIO dijo...

Tal como lo hemos conversado antes, Ki, la clave está en dejar de "victimizarnos" y darnos cuenta que la contradicción fundamental no es mujeres v/s hombres, sino otra aún más profunda que es inherente al modelo social, económico, político y hasta cultura, del cual hemos sido marginadas y que de a poco hemos ido conquistando.

Claro, podría decir alguien, de qué se quejan, si hasta tienen una mujer Presidenta, qué más quieren ¿y vamos a sentirnos culpables por eso? ¿tenemos que pagar o compensar el hecho de que tengamos una presidenta? NO, no es suficiente, se trata de que desde nuestras organizaciones, familias e individualidades fundemos una nueva manera de ser mujeres en Chile, en Latinoamérica (hablar de Oriente es harina de otro costal) pero también en nuestra pega, en la casa, en la pareja, en donde nos movemos socialmente, participando, opinando, proponiendo, organizando, defendiendo, NO desde el patético "pobrecita yo, nací mujer y por eso me pagan menos que a mi colega hombre, no puedo decidir qué hacer con mi sexualidad, me pegan y me maltratan, no puedo trabajar si soy mamá, etc." en fin, la palabra clave es "empoderarnos" pero en serio, apoyándonos, eligiéndonos, confiando en nuestras capacidades que no son mejores ni peores que las de nuestros compañeros, sino diversas, por lo tanto tan valiosas como cualquier otra.

Te felicito por tu post, Kiantei, ya que la fomentar la culpa es otra forma de dominación.

Isabela dijo...

que bueno y que cierto todo lo que dices!! .....me gustaría saber cual era tu estado anímico cuando escribiste todo esto......

yo también he pensado en esto de sentir culpas por todo, y alguna vez encontré que nosotras mismas somos generadoras y transmisoras de ellas. te doy un ejemplo: nuestras madres o abuelas.

Ellas son de la época en que el hombre trabajaba fuera y la mujer hacía las tareas del hogar junto con criar (sin la ayuda de él por lo general) a los hijos.

Ellas nos instaron a estudiar, tener un oficio o profesión, ser independientes economicamente para no tener que soportar ningún maltrato, vejación, sumisión. etc, por no tener ingresos propios y a la vez arrastrar a los hijos a esa vida no ideonea....entonces nos convertimos en flamantes profesionales, emprendemos un negocio, o vendemos por catálogo, y eso significa dedicarle tiempo al oficio y abandonar un poco la casa....entonces un día nuestra querida madre nos acusa de no tener nuestro hogar de punta en blanco, de no dedicarle a los hijos y "el marido" todo el tiempo que merecen, que ya no cocinamos todos los días, etc ,etc, etc.....

y eso lo transmitimos a nuestros hijos también. Si tenemos hijos le decimos que se busque una mujer que lo atienda y no le gaste toda la plata !! ??.... Si es una niña, entonces nuestro rezo es "estudia ,sé una profesional, y recuerda las responsabilidades debes compartirlas con tu pareja"....

cuando cortaremos este odioso círculo. ah??

LA MARSUPIAL dijo...

...Mmmm... Estoy segura que si el humbral culpógeno de los hombres fuese un poquitísimo más bajo... la relación hijo/padre (en parejas separadas), sería de muchisima mayor responsabilidad.
Asique Almota, discrepo absolutamente contigo.
Pd: Por último creo que las hormonas nos proporcionan un fondo emocional abstante suceptible a la culpa. Y si a eso le sumamos las expectativas culturales frente a TODOS los roles que debe cumplir la mujeeeeer.
Uf!

Beatriz Lorca Espinoza dijo...

Muy buen post Kiantei te pasaste... pero para tomar conciencia y dejar la culpa tendrá que nacer otra generación mira que la de nosotras aún lo tiene muy ligado a las costumbres y tradiciones.
Sería maravilloso que las mujeres dejáramos de sentir culpa lo que es yo trataré de hacerlo, gracias por tus consejos...

Cariños

LA MARSUPIAL dijo...

Pd2: Shiguaaa. UMBRAL (sin ASHE)

kiantei dijo...

Lo de Manzana o no manzana da un poco lo mismo no crees?
Nadie ha querido hacer de esto un análisis bíblico, faltaba más...
Tepido mas amplitud en la mirada Almota.
Y si exteriorizan o no sus culpas no es el tema, eso dará para otro post (si es que).
El centro acá es el sentir en la mujer, humildemente.

kiantei dijo...

Isabela...tienestoda la razón, no es más que un círculoque difícilmente nuestra generación podrá romper a menos que nos pongamos full las pilas.

En cuanto a mi ánimo al escribirlo no es nada importante, te sorprendería saber que soy la mina menos culposa de esta tierra, vivo con 3 hombres (marido y dos hijos grandes) que están bien acostumbrados a asumir sus roles.
Jamás les he permitido un: "Te lavé la loza", "Te compré el gas" o cualquier frasecita de esas.
Acá la cosa es comunitaria y se limpian los wateres o se riegan las plantas o se estudia o se hace el almuerzo sinconsiderar edad ni género...Solo salud y ánimo.

Este tema surgió más que nada un día de muchas conversaciones con las chicas de 30, un día de tantos de reflexiones y experiencias puestas sobre la mesa.
Así crecemos.

Marce Mercado dijo...

Siento culpa desde la guata de mi madre...
caundo porque yo estaba llí, ella debió dejar de soñar con ser profe a los 20 añitos...
culpa porque miabuela le sacó la cresta porque estaba embarazada...
culpa porque se casó porque yo nací...
culpa porque jamás se separó de mi papá, ingeniero brillante y sin culpa que nunca la dejó trabajar y desarrollarse...
culpa porque no me titulé...
culpa porque me separé...
culpa porque soy una provocadora deslengüada...
culpa porque quiero puro pasar el día leyendo y escribiendo wevadas...
culpa porque bogo...
culpa porque no bogo...

Gracias por la catarsis...
erís una castora maravillosa...

te quiero tanto, tanto, tanto, ponte tú...

Hediondo y Pelúo dijo...

Que entrete, un blog de mujeres maduras pero no graves; si les tinca vayan a darse una vuelta donde este macho hediodo y pelúo a ver si les gusta lo que encuentran. Chao guapas.

GELA... dijo...

Pucha que es dificil no sentir culpa, cuando culturalmente y sobre todo cuando se trata de la familia y el hogar es que si algo no resulta...de quien es la culpa?..
además cuando has resuelto no sentir culpa por algo, ya sea por que...te arrancaste sola un fin de semana con las amigas sin los niños, por que te compraste algo costoso, en fin tantas cosas... te sientes culpable por no sentir culpa...ufff!
E Isabel estoy muy de acuerdo contigo, es más nuestras madres o abuelas son las primeras en culparnos cuando queda la embarra en el matrimonio o en la casa...valor!!!
un abrazo fraterno.

elisa de cremona dijo...

es cierto.. lúcida Kiantei, las mujeres nos hemnos dedicado a vivir la existencia con la culpa encima desde siempre..
yo postulo y propago la idea de vivir libre, con responsabilidad, pero sin culpa... sobre todo en la sexualidad... porque por ahí es por donde empiezan las culpas...
mi sexualidad es mía y la vivo libremente.. (con responsabilidad, insisto, pero libre)
Un beso enorme mi dulce y más lúcida otra vez kiantei

Victoria Lantter dijo...

Que buena reflexión, grandes palabras para un tema presente en toda conversa de treintañera.
Gracias.

escorpiona dijo...

Nos movemos entre la culpa y el deseo que nos necesiten o nos quieran...

Saludos

Chau

Barbaraza dijo...

Por la flauta... la ultima vez que sentí culpa fue que rechazé una invitación a la playa todo porque me sentí culpable que mi madre, mi hermana y mi hijo se quedarían en casa y yo disfrutando...
Que cresta hay que hacer para no sentirla?? ahora que haz escrito esto me ha quedado dando vueltas en la cabeza ésto de la culpa... creo que jamás en mi vida he vivido sin ella... creo que tendré que hacer algo al respecto...
Gracias castorcita por haberme dado éste regalo de hacerme pensar y abrir un poco más los ojos...
No siento culpa de que seamos amigas, eso es lo mejor de todo...
Te quiero mucho, no te imaginas cuanto...
Besos a capullito y cicciolino

Isabela dijo...

habiendo leído todos los comentarios, me pregunto si la culpa es inherente a nosotras o alguien se encarga de transmitirlas desde que nos gestan?.....mmmm....triste sería darnos cuentas que somos las mismas mujeres las que mantenemos este sentimiento que a todas nos toca, en mayor o menor grado...

no conozco a nadie que le diga a su hija " busca tu sexualidad, podrías acostarte con unos cuantos para saber del tema" " mira, no eres menos madre por no estrar en casa nos fines de semana" jajajajja. (mi madre primero se muere.....)

o que le dija al hijo "deberías preocuparte de los niños y de la casa el domingo para que descanse tu mujer, ell tiene horario de trabajo como tu".....ajjajajaja

pucha que nos falta !!!!

buaaaaaaaaaaaaaa

elalcaravan dijo...

como en toda cosa, las responsabilidades debiesen ser compartidas, y como alguien dijo, mientra más culpa, más están sujetas a la dominación, en cuanto a lo de la biblia, siempre he dicho que es algo simbólico, además fue escrita por hombres.

Bitter dijo...

Magnífico post, como calas en nuestros mas íntimos temores.
Culpable de saber y hacerse la desentendida, culpable de no hacer nada para cambiar la situación....ufff.
Comentarios como este me hacen abrir lo ojos, meditar, crecer y sentirme libre para opinar....sin culpas. Buen momento para hacer algo al respecto.
un abrazo
bitter

Don VMGA dijo...

Saben No se sientan culpables por el mito de la adan, eva y el fruto, porque hasta el momento no hay evidencia que pruebe la existencia de dios (con minuscula porque si) , pero por otra parte ¿no sienten la culpa porque aveces (mas frecuentemente) son manipuladoras?